IMANES ALNICO

 

CARACTERÍSTICAS DEL IMÁN ÁLNICO:

El imán de álnico está compuesto básicamente por aluminio, níquel y cobalto. Este tipo de imán posee una inducción remanente elevada pero una coercitividad baja. Presentan una gran estabilidad a temperaturas extremas, manteniendo sus características magnéticas entre –250ºC y 425ºC. El imán de álnico tiene una elevada inducción magnética y se utiliza principalmente en aparatos de medición y sistemas de detección por campos magnéticos.

El álnico es un material frágil, únicamente puede ser modificado durante el proceso de fundición. La orientación del material se realiza durante el tratamiento térmico consiguiendo así un campo magnético con la dirección de imantación definida. Su comportamiento a la oxidación es bueno.